Su objetivo es diseñar un sistema EEG óptimo para los registros cerebrales durante los viajes espaciales sobre todo de larga duración. La microgravedad afecta en sí misma al cerebro a través de múltiples mecanismos incluida la privación vestibular, ingravidez y cambios en el líquido cefálico. Diversas investigaciones apuntan al riesgo de padecer secuelas neurológicas a largo plazo como son predisposición al dolor de cabeza, convulsiones y deterioro cognitivo.                                                                                                                                                                   https://www.immedicohospitalario.es/uploads/2023/10/immedicohospitalario_equipo_espanol_colabora_42150_31091405.pdf