El Instituto Francis Crick (UK) y la Universidad Aalborg de Copenhague han demostrado que pueden detectar cambios en los análisis de sangre hasta 8 años antes de que aparezca la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Esto constituye una gran oportunidad para adoptar las medidas preventivas y obtener mejores resultados. Uno de los marcadores de la inflamación observados es la calprotectina fecal. Los cambios  vistos son sutiles y pueden pasar desapercibidos si no se obtiene una gran cantidad de datos para poder detectar estos cambios en muchos marcadores diferentes.                                                                                                     https://www.abc.es/salud/enfermedades/cuerpo-avisa-anos-diagnostico-enfermedad-intestinal-20231107174745-nt.html