Existen debate social, escolar, familiar y científico sobre qué impacto tiene en la salud a lo largo de la vida , especialmente en la infancia y adolescencia al poder afectar´al neurodesarrollo, al desarrollo psicoafectivo, Al aprendizaje e instauración de hábitos de vida saludable. En nuestro país al estar transferidas las competencias en materia de educación, las posturas son muy dispares . Desde la AEP ( Sociedad Española de Pediatría) se ha emitido un documento de recomendaciones desde el punto de vista de la salud, enmarcado en el Plan Digital Familiar. Respecto al uso de teléfonos  inteligentes,  deben estar limitado en los centros escolares a cualquier edad. El estudio PISA muestra que producen mayor distracción y falta de atención en clase y en el recreo menor interés en socializar cara a cara con compañeros, mayor ciberacoso y menor actividad física. Respecto a la digitalización en la enseñanza el uso de las pantallas no ha mejorado el aprendizaje respecto a la lectura en papel o la escritura a mano. Se incide que al igual que con los medicamentos se deben realizar estudios para ver si mejoran algo y sus efectos secundarios. Desde la AEP recomiendan ningún contacto antes de los 2 años, <1hr de 2 a 5 años y  <2hrs con más de 5 años, los dispositivos tienen que ser del centro y sólo para uso docente y eliminar los juegos de aplicaciones con finalidad educativa.                                                                                         https://www.medicosypacientes.com/articulo/los-pediatras-plantean-reevaluar-el-uso-de-pantallas-en-la-ensenanza/