Los estrógenos disminuyen la cantidad de testosterona en el cuerpo y desarrolla las característica sexuales femeninas pero no feminidad de la voz. Para elevar la frecuencia es necesario intervenir, la técnica quirúrgica es la glotoplastia de Wendler  que consiste por vía endoscópica hacer que las cuerdas vocales sean más cortas, finas y más tensas, lo cual requiere destreza manual. Actualmente  su demanda se ha incrementado mucho.                       https://www.larazon.es/salud/aumentan-40-operaciones-cambio-voz-medio-ano_202311076540e8d6f6ca7200013f47a1.html