Se están reclutando pacientes para laboratorios como Novo, Nordisk y Lilly que tienen análogos de los GLP-1 para combatir la obesidad patológica en ensayos clínicos y así verificar su efectividad y seguridad. En estos momentos hay más de 150  estudios en curso. Estos pacientes tienen ahora un tratamiento a medida que va unido de forma inseparable a un estilo de vida saludable, una alimentación equilibrada y a una actividad física. Supone una alternativa a pasar por el quirófano.                                                                                                                               https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2023/12/28/658c49ebe4d4d88f708b45bb.html