Los vínculos entre la edad paterna y los transtornos congénitos raros no es algo nuevo. Los espermatozoides tienen más probabilidad de transmitir nuevas mutaciones que provocarían trastornos congénitos. El receptor 3 del factor de crecimiento de fibroblastos (FGFR3), es una proteína humana que se expresa en tejidos como el cartílago, el cerebro, los intestinos y los riñones. Se ha observado que 2 mutaciones  de este gen sí son más frecuentes en padres mayores, las asociadas a la condroplasia y con la displacía tanatofórica, sin embargo otras mutaciones no se relacionan con la edad y podrían estar en testículos antes de la maduración sexual, por lo que los padres muy jóvenes también tiene el riesgo aumentado de mutaciones genéticas.                                                     https://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/comunidad-valenciana-comienza-vacunar-rotavirus-bebes-nacidos-20240226170505-nt.html