El Informe de Vigilancia Epidemiológica de las ETS de 2022  ha  dado un resultado escalofriante sobre la incidencia de la gonorrea, lleva 20 años al alza y se ha multiplicado por 25. La aparición de la Neisseria gonorrhoeae resistente a los antibióticos, es un problema grave y en aumento. Hoy disponemos de una alternativa como es la celtriaxona en una única inyección intramuscular, que se ha convertido en el último tratamiento recomendado para la gonorrea en todo el mundo.Hoy lo primero más importante es la prevención mediante el uso del preservativo y en segundo lugar la correcta utilización de los antibióticos.                                                             https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2024/01/26/65b2be80e9cf4af6198b4590.html