Su alto contenido en cafeína (2 expresos / lata), azúcares y su frecuente combinación con el alcohol las desaconseja claramente en los jóvenes entre 11-17 años.Se ha demostrado que puede provocar alteraciones del sueño, del comportamiento y transtorno cardiovasculares. Sanidad alerta del”enganche” de casi el 50% de los adolescentes valencianos a dichas bebidas energéticas.                                            https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2023/10/24/65364ebafdddffe7778b4576.html