Los datos de la OMS indican que la TBC desterró en 2023 a la Covid-19, en el liderazgo mundial de agente infeccioso más letal. Se ha celebrado en Madrid la 12 Jornada de la Red TBS-Stop Epidemias donde se ha apuntado que la lucha contra la TBC es una carrera de fondo y quedan muchas cosas que hacer en el siglo XXI. Aunque es una enfermedad que tiene cura, mata a más de 3,500 personas /día. En esta jornada se apuntaron 5  claves para ponerle fin: en primer lugar Alto nivel de acción y Liderazgo (los compromisos ya están asumidos, falta pasar a la acción), en segundo lugar Inversión y Recursos (investigación e innovación, diagnóstico molecular rápido, tratamientos más cortos, acceso equitativo a la atención y prevención, herramientas digitales etc.), en tercer lugar hacer frente a las Desigualdades Sanitarias, en cuarto lugar ampliar el Acceso a Servicios de cribado y Tratamiento preventivo y por último Acciones Coordinadas por parte de todos los sectores, la comunidad y la sociedad civil. El cambio climático también se suma a la escena, ya que agrava la pobreza, la desnutrición, la vivienda precaria, la exclusión social etc, es decir, todas las condiciones que impulsan la epidemia de TBC.             https://www.medicosypacientes.com/articulo/la-oms-reclama-mayor-esfuerzo-conjunto-para-poner-fin-a-la-tuberculosis-y-senala-como-cruciales-estos-proximos-anos/