Los ensayos clínicos juegan un papel clave en la llegada de nuevas terapias como las dirigidas, a los pacientes con síndromes linfoproliferativos. Los últimos avances y novedades en la LLC (leucemia linfocítica crónica) han reemplazado a los tratamientos tradicionales como la quimioterapia e inmunoquimioterapia. Son más eficaces y mejor tolerados, entre estas terapias destacar a los inhibidores de la tirosina  quinasa de Bruton (BTK). En los pacientes con LCM (linfoma de células del manto) el pronóstico ha cambiado gracias a la incorporación de nuevas estrategias,  para los pacientes que por comorbilidades  no tienen opción al transplante autólogo, en primera línea se opta por una inmunoquimioterapia más tolerable , seguida de un tratamiento de mantenimiento con un anticuerpo monoclonal , utilizando inhibidores de BTK y en tercera línea podría considerarse una terapia CAR-T.     https://isanidad.com/274292/las-terapias-dirigidas-cambian-el-paradigma-del-abordaje-de-los-sindromes-linfoproliferativos/