El IX Simposio de la SER (Sociedad Española de Reumatología) celebrado en Bilbao ha destacado las diferencias entre hombres y mujeres  tanto en la aparición de los síntomas  de las ERAS ( enfermedad reumática autoinmune sistémica) como en su prevalencia y evolución. En los varones la espondiloartritis es axial y es más común la artritis destructiva periférica, pero las mujeres cursan la enfermedad con peor función física y calidad de vida y la afectación ocular grave es rara. En el s. Sjögren primario, los hombres tienen una enfermedad extraglandular más grave. El lupus eritematoso sistémico se inicia en edades más tardías y con mayor daño en los varones caucásicos que en los  latinoamericanos y podríamos así seguir enumerando diferencias  en más enfermedades. Respecto a la prevalencia por sexos,  la proporción de hembras respecto a los varones es del orden de 10:1 en el s. Sjögren, de 10:2 en la colangitis biliar primaria, de 10:3 en la enfermedad de Graves y Hasimoto, de 6:1 en la esclerosis sistémica y la miastenia, de 4-6:1 en la artritis reumatoide, de 8:1 en la enfermedad de Takayasu y así podríamos seguir describiendo, sólo la enfermedad de Behçet es más frecuente en varones, ya que se cree que la espondiloartritis está infradiagnosticada en las mujeres. Su evolución también es diferente, pues en las hembras la enfermedad cursa con más depresión, cansancio y fibromialgia. Todas estas diferencias son importantes para conocer la biología de la enfermedad y tener en cuenta para una futura medicina personalizada.                                                     https://www.medicosypacientes.com/articulo/el-4-de-la-poblacion-padece-una-enfermedad-autoinmune-sistemica-y-el-75-de-afectados-son-mujeres-segun-reumatologos/