Hoy encontrar nuevas moléculas que eliminen las resistencias antimicrobiana se ha convertido en una prioridad. El nuevo antibiótico ha sido diseñado por investigadores de Harvard y muestra una eficacia robusta contra múltiples formas de resistencia, incluyendo al staphilococcus aureus y a la pseudomona aeruginosa. Mediante el análisis estructural de cómo los antibióticos se unen a los ribosomas de diversas bacterias, la nueva molécula adopta la conformación exacta necesaria para la unión ribosomal. Aún no se sabe si son seguros y eficaces en humanos.  Para llegar a este antibiótico se ha utilizado la técnica de la síntesis basada en componentes, que implica construir grandes componentes moleculares de igual complejidad y unirlos en etapas posteriores, como secciones previas a la construcción de un complicado set de LEGO, antes de ensamblarlo. No obstante, algunos piensan que no es suficiente  producir nuevos fármacos, sino que es fundamental diseñar estrategias que sensibilicen a las bacterias a los antibióticos existentes y evitar la selección de resistencia.                                                                                   https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2024/02/15/65ce3954fc6c8339228b45a1.html