La TDAH en mujeres suele presentar cuadros clínicos distintos a los varones,  los instrumentos diagnósticos no funcionan con ellas,   a ello también se une la falta de formación de psiquiatras y psicólogos en  TDAH en adultos por lo que se complica su detección. Despistadas, raras o histriónicas que buscan la atención, son los calificativos que han recibido a lo largo de los años. Ahora se sabe que detrás de una serie de síntomas  comportamentales puede esconderse un trastorno de déficit de atención e hiperactividad. La TDAH se empezó a describir en varones  porque el cuadro es más llamativo, ellos son más impulsivos, agresivos y tienen más accidentes. Las niñas y mujeres adultas muestran síntomas distintos, tienen dificultades de atención, concentración, más ansiedad y depresión. Ellas intentan disimularlos y son menos evidentes por lo que se ha insistido en la importancia de hacer un abordaje de la TDAH con perspectiva de género.                                                                                                     https://isanidad.com/277085/mujeres-adultas-las-invisibles-en-el-tdah-sin-diagnostico-y-sin-tratar/