Este estudio demuestra que la pérdida de audición inducida por el ruido, se debe al daño celular en el oido interno asociado con el exceso de zinc que flota libremente, un mineral esencial para la célula y la audición adecuada. Experimentos con ratones muestran que los medicamentos que actúan como esponjas moleculares que atrapan el exceso de zinc, pueden ayudar a restaurar la pérdida de audición o si se administra antes de  una exposición a un sonido fuerte, proteger contra la pérdida de audición. Este descubrimiento abre la puerta a una posible solución.     https://www.abc.es/salud/enfermedades/explica-ruido-ensordece-prevenirlo-farmaco-20240212141953-nt.html