El Neuroblastoma es un cáncer infantil que se desarrolla en el sistema nervioso simpático o las glándulas suprarrenales. El de alto riego es responsable  del 15% de las muertes por cáncer pediátrico. En los últimos años investigadores han descubierto que el virus Zika puede usarse para eliminar células cancerosas. Se ha visto que ciertos tumores que expresan la proteína CD24 podrían ser vulnerables a la actividad del virus Zika. El estudio realizado muestra que aquellos ratones en los que inyectaron el virus experimentaron una regresión tumoral importante y no desarrollaron los síntomas de la infección, ni efectos secundarios. Aunque se necesita validación sobre su seguridad y eficacia podría ser una terapia puente muy eficaz.                                                                       https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2024/01/09/659d6e09e9cf4a1f548b45ae.html