La protección de la privacidad de las víctimas de violencia de género es una cuestión primordial. Cuando los menores afectados por maltrato entran en juego todo se complica. Esto se debe porque ambos progenitores tienen acceso a la historia clínica, lo que facilita que el agresor pueda leer las anotaciones de los facultativos y poner en riesgo a las víctimas. En Osakidetza se ha presentado una nueva Guía de Actuación Sanitaria en niños/as en hogares con violencia de género. Se ha establecido protocolos de coordinación entre los profesionales de la salud y otros servicios sociales para brindar un enfoque integral. Debe crearse una Red  colaborativa de trabajo y establecer una comunicación entre el equipo de profesionales que atienden a la mujer y el equipo que atienden a los hijos/as, para no repetir una y otra vez las mismas preguntas. Las funciones principales son de acompañamiento, valoración de riesgo, coordinación entre profesionales sanitarios y derivación al resto de servicios. Esta Guía tiene 3 niveles de actuación: la prevención primaria (más educativa), secundaria (detección precoz) y terciaria ( abordar el problema y minimizar las consecuencias) y 2 tipos de intervención: actuación inicial básica y una segunda de apoyo y seguimiento.                                                                                                           https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/el-sns-delimita-el-acceso-a-la-historia-clinica-de-victimas-de-maltrato-6161