La Universidad de Northwestern (EEUU) ha estudiado el conocido fenómeno de la elevación del ánimo asociado a la deprivación del sueño. La explicación es por un aumento en la liberación de dopamina y mejoría en la plasticidad sináptica visto en el cerebro de los ratones. La deprivación del sueño no se utiliza habitualmente para el tratamiento de la depresión pues sus efectos son transitorios, pero su estudio explica los mecanismos subyacentes a este efecto y puede abrir la puerta a otros tratamientos.                                                                                               https://www.abc.es/salud/enfermedades/falta-sueno-terapia-depresion-20231102134347-nt.html